Entradas

Cómo elegir los lugares donde colocar los sensores de alarma

La seguridad en los hogares se está postulando como uno de los temas más importantes en nuestras vidas. Cada año las cifras de asaltos y robos en casas es mayor y este dato nos lleva a preocuparnos cada vez más por la seguridad de nuestras familias

El uso de una alarma de seguridad es el primer paso para proteger a los nuestros pero este sistema conlleva tener en cuenta ciertos puntos clave que nos ayudarán a que esa protección sea la más adecuada en cada uno de nuestros casos.

Las alarmas de seguridad están compuestas por diversos elementos que ayudan a detectar la intromisión de alguien ajeno a nuestra vivienda. Estos elementos pueden ser varios: 

  • Sensores de puertas y ventanas
  • fotodetectores
  • cámaras y fotodetectores
  • sensores perimetrales

Estos elementos cuentan con funcionalidades diferentes y deben estar en el lugar adecuado para conseguir la mayor eficacia y protección con nuestra alarma

Para decidir la ubicación en que deben estar cada uno de estos debemos tener en cuenta las siguientes características de cada uno de ellos:

 

teclado de alarma

Detector de movimiento:

Un detector de movimiento es aquel que detecta una variación de posición de un elemento que desprende calor en un corto espacio de tiempo. En pocas palabras, detecta movimiento de personas o animales.  

Se puede encontrar en innumerables sistemas eléctricos domotizados, y en sistemas de seguridad

Este elemento trata de vigilar zonas que al identificar un movimiento generan una respuesta determinada previamente establecida. Esta respuesta puede ser una alarma o incluso enviar un aviso.

Lo más común es ubicar los sensores en esquinas para un mayor radio de acción. 

En el caso de un sistema de alarma el detector supone uno de los principales motores del sistema ya que se encarga de proteger zonas amplias donde los accesos no pueden controlarse por medio de otros elementos de vigilancia.

Cámaras de vigilancia:

Las cámaras de videovigilancia son, junto al cableado correspondiente de un circuito cerrado de televisión (C.C.T.V) un gran aliado para tu hogar y negocio,. Gracias a este sistema de grabación permanente las imágenes se pueden almacenar en un grabador, que, además, puede consultarse de forma remota. 

Estas imágenes se resetean cada 30 días y tendrán valor en un procedimiento judicial si esto fuera necesario como prueba.

 

cámaras de videovigilancia

Mando de seguridad:

El mando de seguridad de una alarma nos facilita el control de nuestra alarma, es un elemento que aporta comodidad al manejo a distancia de nuestro sistema de seguridad

La mayoría de alarmas, como la Alarma Plus de Fibranet, ya pueden ser controladas de forma remota por la App oficial de la alarma. 

No obstante, es un elemento que facilita mucho la vida en momentos de necesidad y prisa. 

Magnético:

 Un detector magnético se utiliza normalmente para detectar aperturas de puertas y ventanas. 

El detector funciona con imán de contacto reed y cuando este se abre provoca la situación de alarma. Para instalar este dispositivo el interruptor reed se coloca en la zona fija o muro y el imán en la parte móvil o abatible. 

El detector de la puerta principal siempre lleva un retardo para dar tiempo a desarmar la alarma sin provocar un salto de la misma. El retardo de sensores puede ser de 5 a 10 segundos.

De esta manera cuando la alarma está activada y el detector se separa de manera repentina se produce el estado de alarma.

 

Fotodetector:

 

Un fotodetector consiste en un dispositivo de seguridad que genera una señal eléctrica cuando la luz incide sobre este dispositivo,. Según esta radiación electromagnética se generará una señal que será interpretada bien para generar una reacción o simplemente para medir esta cantidad de radiación.

Ahora que ya conoces los diversos elementos vamos a hablar de los mejores lugares para ubicarlos y que nos brinden la mayor protección posible.

Empezaremos hablando de los detectores de movimiento, para ubicar adecuadamente estos sensores interiores tendremos que valorar si vamos a ponerlos en el interior de la vivienda o en la intemperie.

 

Donde ubicar los elementos de un sistema de seguridad:

 

  1. Las cámaras de vigilancia deben colocarse en la medida de lo posible en el área de mayor cobertura, es decir, en aquellos lugares que nos permitan tener una visión completa de la zona a vigilar. Para obtener esta visión lo recomendable es ubicarla sobre zonas altas, que apunten a la puerta o zonas de acceso. No se pueden poner cámaras de videovigilancia apuntando a la calle. 

 

  1. Los sensores de movimiento varían dependiendo de su rango de acción. Teniendo en cuenta este rango podremos ubicarlos en una zona mayor o menor de manera que nos garanticen que toda esa zona estará totalmente cubierta. El sensor de alarma nos avisará de cualquier movimiento o acción ajena a nosotros mientras que el sistema de seguridad esté activo.

 

  1. Los fotodetectores se recomiendan situarlos en zonas de acceso para garantizar que captamos el momento exacto en que algún intruso invade dicha zona. Funcionan mediante el disparo automático de fotografías una vez que se produce la alarma.

 

  1. El magnético se debe ubicar en puertas y ventanas que consideremos especialmente susceptibles de ser abiertas por personas ajenas a nuestra confianza.

 

Además de ubicar adecuadamente estos elementos dentro de nuestro hogar debemos de tener en cuenta también los elementos para exterior. 

Deben de elegirse de manera minuciosa atendiendo a la capacidad y necesidad del terreno a vigilar.  Debemos hacer especial hincapié en las dimensiones, cobertura, así como distintos tipos de acceso a dicha vivienda.

 

Los sensores de interior y los de exterior tienen funciones similares y características muy parecidas pero también tienen ciertas diferencias que debemos tener especialmente en cuenta como por ejemplo las condiciones meteorológicas, un sensor de exterior debe estar preparado para estar a la intemperie, sufrir lluvia, calor, y entrada de polvo entre otros, el tipo de cobertura y alcance, los sensores de exterior suelen cubrir espacios más amplios y deben tener en cuenta diversos elementos como las mascotas que se encuentran en esa zona.

Un sensor de movimiento puede cubrir una distancia de entre 8 y 10 metros